El nombre de tu empresa es el principal aspecto que debes tener en cuenta durante el desarrollo de tu negocio, te puede parecer muy sencillo al principio, pero descubrirás que no es así. El hecho de establecer un determinado nombre a tu empresa puede ser el valor diferencial entre impulsarla al éxito, o llevarla directamente al fracaso.

Justamente por eso, en este artículo te damos una serie de consejos que te permitirán crear el nombre más adecuado a tu nueva empresa.

Tips para encontrar el nombre / marca de tu nueva empresa

Inspiración, creatividad y originalidad son los primeros elementos a considerar. Además, ten en cuenta lo siguiente:

Define qué mensaje quieres comunicar

¿Qué mensaje quieres darles a tus clientes a través del nombre de tu empresa?

Ten presente que el nombre definirá cómo es tu negocio y qué es lo que hace para solventar una problemática del mercado. Entonces, este debe describir tu tipo de negocio, diferenciarlo de la competencia y destacar sus virtudes.

Asegúrate que, al pronunciar el nombre de tu empresa, de inmediato se entienda de qué trata el negocio y cuál es el principal beneficio para los consumidores. Por eso, evita nombres genéricos, sé preciso y directo. Por ejemplo, consulta las palabras claves de tu nicho, así sabrás a qué búsquedas reaccionan favorablemente tus usuarios.

Establece un nombre corto, memorable y sencillo

¿Mientras más largo sea el nombre de mi empresa, mejor será? ¡No!

Los usuarios son individuos con una memoria selectiva, ellos recuerdan solo y exclusivamente aquello que haya hecho clic con su estilo de vida. Un nombre largo puede que sea muy “original”, pero para nada te asegura que será memorable y mucho menos, fácil de recordar.

Debes establecer un nombre corto, memorable y sencillo. Fíjate en los modelos de “Apple” y “Amazon”, una sola palabra, pero mucha historia por contar. Mientras más específico y breve seas, más fácilmente tus usuarios te recordarán.

Emplea diferentes formatos

No solo para registrarlo legalmente, debes investigar tu mercado para determinar si existe un nombre parecido y que sea directamente de tu competencia. Además, date un paseo por las redes sociales y dominios a ver si está disponible ese nombre.

Recuerda que la imagen de tu empresa debe ser coherente, no puedes asignarle un nombre para que figure con otro en las redes sociales y otro muy diferente en la web oficial. Ante todo, piensa en la creación de tu marca, y su proyección en todos los canales.

El nombre de tu empresa debe ser breve, sencillo de pronunciar, memorable, agradable y, muy importante, que genere expectativa sobre lo que ofrece tu negocio.

 

«Si no eres una marca, serás una mercancía«.

Philip Kotler

Algunos ejemplos de empresas que han confiado en nosotros

¿Quieres seguir leyendo artículos de este estilo?

 Por favor, valora nuestro post.

¡Queremos saber tus impresiones!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
LLAMAR AHORA