¿Por qué tiene tanta importancia el packaging para una empresa?

diseño-packaging-orginal

El marketing no se limita solo a una campaña publicitaria. Para que una estrategia de marketing sea buena y exitosa requiere poner vital atención incluso hasta en el volumen y en el decorado de un embalaje destinado a contener cualquier tipo de producto. Precisamente esta es la definición de packaging.

Cuando cogemos un producto lo primero que llama nuestra atención es su embalaje, por lo tanto, el objetivo primario del packaging además de crearle personalidad propia y protección al producto es atraer la atención del posible consumidor y esta oportunidad debe ser aprovechada al máximo.

El sector al que va dirigido nuestro producto define los factores para su elaboración y diseño.

La presentación es indispensable y puede determinar el éxito o el fracaso de un producto, el consumidor es el que decide qué comprar cuando esta delante del producto y lo único que ve en ese momento es su packaging, etiqueta y caja que lo presenta. Y si además de su atractivo visual, proporciona funcionabilidad y es reutilizable, le da un valor añadido a ese producto final.

Tipos de packaging:

  • primario: es el embalaje que va en contacto directo con el producto y lo sostiene. Es la primera envoltura y suele ser utilizada para la venta individual.
  • secundario: es el que envuelve el packaging primario, agrupándolo para su distribución.
  • terciario: agrupa a un conjunto de packagings secundarios para la venta masiva del producto y de esta manera trasladarlo y enviarlo para su venta en las diferentes plazas.

Para realizar el diseño del packaging hay ciertos aspectos que se deben tomar en cuenta, como lo son: la imagen de la compañía (diseño de identidad),  aspectos legales, peso, resistencia, presentación, impacto visual (colores, forma, tamaño), ergonomía, entre muchos otros aspectos importantes.

Si nos centramos en el maravilloso mundo de los e-commerce, el packaging adquiere todavía mayor importancia. Es necesaria la utilización adecuada del envoltorio para proteger el producto y a su vez se deben cuidar todos los detalles, puesto que funciona como carta de presentación del consumidor y si este cumple con sus expectativas la compra puede llegar a repetirse.

A continuación, os mostraremos los mejores ejemplos de un buen packaging. Esperamos que os gusten 🙂

Si quieres ver más, échale un vistazo al siguiente enlace de Pinterest.

 

“Una buena presentación puede marcar la diferencia que toda compañía anhela, instalarse en las preferencias del público al que se dirige”.

www.neurologyca.com

Algunos ejemplos de empresas que han confiado en nosotros: