Las redes sociales y su influencia sobre las empresas

marketing-digital-online-redes-sociales-mundo-empresarial

El desarrollo tecnológico e Internet concretamente (destacando la aparición de las redes sociales) han provocado cambios en la empresa.

Es fundamental que las organizaciones se adapten a los cambios, o probablemente se vean forzadas a desaparecer. Internet es una poderosa herramienta que facilita que muchos clientes lleguen a nuestro producto.

La conversación entre el comprador y el empresario se ha visto reforzada: a través del perfil en redes sociales hay comunicación las 24 horas del día. Con un simple comentario en Facebook, el cliente puede quejarse o consultar cualquier duda sobre el producto, por lo que el gestor de las redes debe ofrecer respuestas rápidas y efectivas.

Es vital gestionar correctamente todas las redes y valorar cuáles de ellas aportan positivamente a nuestra empresa: no es necesario abrir perfiles en todas las plataformas por pensar que así nos verán más. Las redes sociales son un escaparate alternativo a la web de la empresa, siendo en muchos casos el primer referente para que el futuro cliente valore los servicios.

Además, las nuevas plataformas ayudan a incrementar el tráfico a nuestra web y establecer una relación de cercanía que mejorará la fidelización. Internet es una inmejorable herramienta de autopromoción con un coste muy bajo en relación con los resultados que pueden conseguirse.

Como plataforma, Internet ha supuesto una revolución que permite que las marcas aumenten sus ventas. Cada vez son más los negocios que abren una tienda online y está comprobado que el porcentaje de compra  avanzan rápidamente sobre las ventas en tiendas convencionales.

Además, y haciendo alusión al carácter social de las redes, es muy fácil entrar en contacto con otros empresarios y profesionales. Esto ayuda a crear redes de colaboración para participar en nuevos proyectos.

La información que el usuario recibe estando presente en Internet es infinita: estar al tanto de las últimas novedades del mercado es fundamental para evolucionar y mejorar el producto. A la hora de ofrecer un producto, también es fundamental conocer los gustos e intereses de los posibles clientes.