¿Qué es el naming?

naming-branding

Fuente: Studioarea51

Si estás a punto de empezar un nuevo negocio y no sabes cómo llamarlo, no estás solo. El naming o el nombre de tu marca representa un paso crucial en la dirección correcta. Como proceso fundamental para la proyección del branding, queremos que entiendas la magnitud de su importancia y algunas pautas que lo rigen.

La importancia del naming

Algunos expertos enfatizan que prescindir de un nombre exclusivo, ingenioso y resonante podría ser la diferencia entre el éxito y el fracaso. Aunque parezca el epílogo de una tragedia griega, las estrategias de marketing asociadas al branding y el hecho de estar rodeados de empresas icónicas, así lo confirman.

El naming tiene como propósito ser la principal carta de presentación ante un público objetivo. Dicho nombre debe ser corto, representar un idioma real o ficticio, transmitir los valores de tu negocio o empresa, no debe ser ofensivo para otros y englobar una serie de emociones que lo hagan reconocible, memorable y pegadizo.

Producto del brainstorming, es una tarea que implica ciertos retos y suele acompañar los objetivos planteados para la identidad visual de una marca. Requiere de un proceso elaborado que determine sus cualidades, particularidades, asociaciones, el tipo de nombre, su funcionalidad, repercusión y mucho más.

¿Qué debe tener un buen nombre de marca?

En conjunto con lo mencionado, esta designación conceptual precisa de ciertos aspectos que le van a dar el impulso que buscas, como por ejemplo:

  • Idealmente consistirá en 2 o 3 sílabas, deberá ser fácil de pronunciar y tener esa sonoridad que despierta los sentidos.
  • No debe tomarse a la ligera debido a su importancia y los implicados deben estar involucrados en su creación.
  • Para mayor resonancia, proyecta credibilidad, evoca imágenes de gran impacto y posee esa flexibilidad de abarcar otros ámbitos sin perder vigencia.
  • Un buen nombre narra una gran historia, resulta original dentro de su contexto, tiene carácter internacional, refleja algo positivo y es registrable.
  • Su notoriedad refleja la coherencia de tu marca, el propósito del mensaje y su poder de identificación con el público.

Ahora que ya sabes los secretos, tómate muy en serio el naming de tu próximo negocio.

 

“Si quieres ser irremplazable, debes ser diferente”.

Coco Chanel

Algunos ejemplos de empresas que han confiado en nosotros