Una página web es uno de los principales canales de comunicación entre un usuario y una marca. Antes de realizar una compra, los internautas acuden a los motores de búsqueda para comparar las diferentes alternativas que pueden satisfacer su necesidad. Y lo primero que hacen, es visitar la web oficial de las marcas.

Partiendo de allí, decidirán con qué marca finalizarán el proceso de compra. Y la actualización del contenido juega un papel fundamental, que en ocasiones es incluso más relevante que el diseño.

¿En qué consiste actualizar constantemente una web?  

El principal error que puedes cometer al crear una web, es pensar que allí termina todo. No se trata únicamente de diseñar y entregar una página online a tus usuarios, sino que debes tener motivación para brindar una buena experiencia de usuario.

Actualizar una página va más de allá de usar colores bonitos, debes añadir contenido de valor de forma periódica. Así como modificar o eliminar aquel que no ha captado la atención o confundido a los usuarios.

Ten presente que en internet hay mucha información temporal, es decir, se basa en un tiempo determinado. Para el día de mañana el contenido que tienes ya puede ser obsoleto, por eso, debes mantener actualizada tu web con información fresca y veraz.

Asimismo, si te dedicas a la venta a tus productos, indícales a tus usuarios cuando ya el stock está agotado. Debes evitarles la molestia de que realicen el proceso de compra completo sólo porque tu web desactualizada aún refleja que hay disponibilidad.

En pocas palabras, actualizar una web se trata de mantener a tus usuarios al día, de acuerdo al momento, a los resultados de tus campañas, adaptar los cambios e innovaciones que tus consumidores desean ver.

¿Por qué es necesario actualizar continuamente una web?

Los canales digitales tienen mucho peso en la decisión final de compra. Por eso, es importante que constantemente les des razones a tus usuarios para permanecer en tu página. Es decir, debes recrear un espacio vivo, repleto de novedades que le inviten a visitar continuamente la página.

De lo contrario, tus ventas se estancarían, tu posicionamiento en los principales buscadores (Posicionamiento SEO) estaría mucho más lejos y así tu marca perdería total relevancia y visibilidad. En poco tiempo, podría quedar en el olvido si no atiendes los canales digitales.

Por esa razón, debes preocuparte por mantener contenido actual en tu página, seguir a tus usuarios, escucharlos y aplicar las sugerencias o cambios que ellos manifiesten. Se trata de crear una comunidad, preocuparse por ellos y brindarles información actualizada.

Una web es el canal que une a tu marca con tus usuarios, mantenlos interesados en lo que tienes para decir.

 

«Todos los contenidos tienen que ser tan buenos que hasta a tu competencia provoque que quiera compartirlos».

Joe Pulizzi

Algunos ejemplos de empresas que han confiado en nosotros

¿Quieres seguir leyendo artículos de este estilo?

 Por favor, valora nuestro post.

¡Queremos saber tus impresiones!

LLAMAR AHORA