Un calendario editorial es una herramienta de valor que permite llevar el orden y la cronología de los contenidos a publicar cada cierto tiempo. De este modo, resultará más sencillo forjar una relación de valor con tus usuarios. Así que es importante que aprendas a crearlo de forma adecuada.

Por qué es importante llevar un calendario de contenidos

Un calendario de contenidos es un documento que engloba la programación referente a la publicación de contenidos para web. Contar con esta guía es fundamental para seguir una estrategia que permita incrementar el posicionamiento digital de tu marca en los motores de búsqueda.

De ahí la importancia de poseer un calendario editorial, ya que este se convierte en un registro histórico de las publicaciones que efectúas. Esto permite analizar resultados y realizar las modificaciones pertinentes a tu campaña de contenidos.

Cómo crear un efectivo calendario de contenidos

Ahora bien, para crear este documento toma en cuenta lo siguiente:

Define el público objetivo o lector ideal

Antes de crear un contenido, debes saber para quién escribirás, cuáles son los problemas de tu público objetivo.

Establece los objetivos de los contenidos

Es importante que definas qué esperas conseguir con tu estrategia de contenidos. Por ejemplo, base de datos potencial, tráfico elevado, buen engagement, más ventas, etc.

Analiza el comportamiento de tu competencia

Sólo para optimizar tu estrategia de contenidos, ponte al día de lo que escribe tu competencia. Es decir, qué temas atraen más visitas, cuáles son sus tópicos más exitosos, cuál es la frecuencia de publicación que manejan, etc.

Estudia las palabras claves

En función del perfil de tu público objetivo, define cuáles son las palabras claves más potenciales. Tomándolas como referencia, podrás diseñar los contenidos.

Idea los contenidos

Basándote en las palabras claves definidas previamente y en el análisis de tu competencia, comienza a definir los contenidos a publicar. Además, estudia que formatos son más atractivos para tu público, por ejemplo, artículos, videos, infografías, imágenes, podcasts, entre otros.

Define los canales de difusión

Es decir, a través de qué canales harás llegar tus contenidos a tu público objetivo. Entre los principales canales destacan redes sociales, correo electrónico, boletín de noticias, blog, etc.

Planifica los períodos de publicación

Para concretar este punto, debes considerar la frecuencia de publicaciones que puedes cumplir y los objetivos propuestos inicialmente. Así podrás deducir cuáles son los períodos de publicación más adecuados. Igualmente, con el perfil de tu público objetivo puedes conocer en qué días y en qué horas consumen más contenidos.

Ejecuta, revisa y optimiza

Finalmente, pon en marcha el calendario de contenidos, revisa periódicamente los resultados ofrecidos y de ser necesario, optimiza.

El marketing de contenidos es una estrategia indispensable, apóyate en un calendario editorial para conseguir mejores resultados.

«La planificación a la largo plazo no es pensar en decisiones futuras, sino en el futuro de las decisiones presentes».

Peter Drucker

Algunos ejemplos de empresas que han confiado en nosotros

¿Quieres seguir leyendo artículos de este estilo?

 Por favor, valora nuestro post.

¡Queremos saber tus impresiones!

LLAMAR AHORA