¡A todo diseñador le ha ocurrido en algún momento! Ese espacio de tiempo que parece eterno en el cual no encontramos ese “algo” que nos permite expresar nuestro mayor potencial a la hora de diseñar. Es una sensación de carencia de creatividad que puede llegar a frustrar a cualquiera y es que, todos hemos estado en ese lio, pero ¿Qué hacer cuando no tenga ni la más mínima idea para empezar a diseñar? ¿Dónde buscar inspiración para vuestros diseños? Empecemos…

¿Cómo encontrar inspiración?

Haz un espacio en blanco

Los llamados espacios en blanco no son más que un tiempo determinado en el que simplemente nos desconectamos de todo lo que estamos haciendo para renfocarnos en nuestras ideas y esfuerzos. No necesariamente debéis retiraros a una montaña para meditar, pero si hacer esa actividad que cause un reset en tu mente, una desconexión que os permita evaluar el trabajo desde un plano más amplio y general. Podéis dejar el ordenador y salir a tomar algo, caminar, escuchar música o comer algo de vuestro gusto, lo importante es disminuir la presión que genera la falta de fluidez y cuando eso ocurra volver al trabajo.

Recuerda lo esencial

Empieza con planteamientos básicos que están entorno a tu diseño meta. Si es un logo para una empresa, piensa en los valores de dicha compañía, usa palabras claves que el cliente haya mencionado a la hora de expresarte su deseo ¡Escoge algunos verbos! Debido a que estos están conectados con una acción representan una gran fuente de ideas iniciadoras.  También podéis haceros esta pregunta: ¿Cuál es el propósito de este diseño?

Observa trabajos de personas que admires

Siempre será de gran provecho echarle un vistazo a las creaciones de aquellos que son una influencia para ti. Al hacerlo es muy probable que haya una combinación de colores, tipografía, vectores, texturas, en fin, un patrón que os permita coger la inspiración que necesitáis para salir de la infertilidad creativa.

Comparte con otros

Hay un decir que cita: “una carga compartida en menos pesada de llevar”. Comienza a vincularte y compartir vuestras cargas con otros diseñadores de manera que puedan generar una alianza creativa. Habla con ellos acerca de sus proyectos y los aspectos que representan un reto, seguro que dos cabezas piensan mejor que una y si es una comunidad son exponenciales las oportunidades.

¿Qué os parece este artículo? Seguro tenéis vuestra propia experiencia, coméntanos que has hecho para vencer este obstáculo tan común a la hora de diseñar.

«No puedes esperar a la inspiración, tienes que buscarla«.

Jack London

Algunos ejemplos de empresas que han confiado en nosotros

¿Quieres seguir leyendo artículos de este estilo?

 Por favor, valora nuestro post.

¡Queremos saber tus impresiones!

Call Now ButtonLLAMAR AHORA